“Me da miedo no encender una velita de esperanza”: Woldenberg

El sólo título ya es demoledor: “México, las ruinas del futuro”. Pero el contenido del documento, avalado por casi un centenar de investigadores, académicos, artistas e intelectuales que convergen en el Instituto de Estudios para la Transición Democrática, no deja lugar a la duda en el análisis de la realidad mexicana tras el caso Ayotzinapa: … Continúa leyendo “Me da miedo no encender una velita de esperanza”: Woldenberg

Anuncios

Adán, el “Caballero Águila” que irrumpió en los Nobel

Él es un chavo común. De estos tiempos: escuela, pedas, baile y gym. Si uno lo visita en su muro, en sus redes sociales –la casa de todos– no encuentra nada distinto de lo que cualquiera otro muchacho cuelga de sí mismo cuando la vida tiene apenas 21 años. Apenas poco más. Muy poco más. … Continúa leyendo Adán, el “Caballero Águila” que irrumpió en los Nobel

La vida después de San Fernando *

* MENCIÓN HONORÍFICA DEL PREMIO NACIONAL DE PERIODISMO CULTURAL "FERNANDO BENÍTEZ" 2011 SAN PEDRO SULA, HONDURAS.- Los sueños que murieron en San Fernando, asesinados por Los Zetas una tarde de agosto, tienen la forma de una deuda económica sin saldar, un retrato que va borrándose, la mentira que ayuda a sobrevivir o una lágrima, una … Continúa leyendo La vida después de San Fernando *

Un rumor… como de niños muertos

Luis Guillermo Hernández @luisghernan Justo muchos días después, su grito no alcanza a distinguirse en medio del caótico murmullo de una ciudad que olvida fácilmente, que siempre prefiere mirar hacia otro lado. Y no es que ellos, ellas, no griten con todas sus fuerzas. No es que esas mujeres y hombres no se desgranen en … Continúa leyendo Un rumor… como de niños muertos

Los niños de la furia 2a. Parte: TÚ, COLABICHI

La navaja entra filosa, lenta, contundente, en el envejecido abdomen de la gorda mujer ¿La sientes? ¿Ves el chorrote de sangre, el caliente chorro colorado que te salpica la pierna derecha del pantalón, y el grito del vigilante, el aullido, el miedo? Fuiste tú, “Colabichi”, fuiste tú y tu mano derecha, tu mano de 11 … Continúa leyendo Los niños de la furia 2a. Parte: TÚ, COLABICHI